We use cookies to personalise content and ads, to provide social media features and to analyse our traffic. Read more…
Friday
06
APR

Ceremonia de cacao desde México

20:00
22:00
Casa del Arcoiris
Event organized by Casa del Arcoiris

Get Directions

Category
#var:page_name# cover

Casa del Arcoiris les invita a compartir una ceremonia de cacao con Kiauitl Xinachtli desde México YATRA, tejiendo al caminar

CEREMONIA DE CACAO
Una ceremonia de cacao comienza al entrar en contacto con el cacao, partirlo y sentir su aroma, sentir su textura, reír, conversar y agradecer por la ceremonia que vendrá, un ritual de chocolate que nos permitirá ir profundo hacia dentro de nosotros. El cacao se comunica, un ritual donde nos invita a sentir, a entregarnos, a confiar y escuchar lo que sucede en ese instante.

Dicen que en tiempos antiguos se compartía una taza de cacao a cada persona querida que llegaba de visita a las casas en las comunidades mayas, tomaban juntos chocolate para hablar desde el corazón y crear relaciones duraderas con los seres que visitaban, vínculos profundos que iban fortaleciendo a los pueblos, cuando uno habla desde el corazón, uno habla desde su verdad y desde ahí es posible crear una nueva realidad.

Al servir el cacao vamos recordando el porque de sentarnos al piso en círculo, un espacio donde todos estamos a la misma altura, donde todos podemos vernos y sentirnos y del cual todos formamos parte, la ceremonia siempre la hacen los que llegan a ella, es su energía, su amor y sus sueños lo que se manifiesta.

La intención de cada ser al llegar a una ceremonia de cacao por primera vez es de un asombro maravilloso, tomar chocolate parece ser una tradición que muchos recordamos, nos lleva a nuestra infancia, hacia la dulzura y en este tiempo donde todos buscamos que algo suceda, nos permite comenzar en un espacio de mucha paz y sin expectativas.

Servir el Cacao e invitar a los invitados a recordar como tenemos siempre el espacio para recibir lo que la vida nos da y prepararlo a nuestro gusto, siempre hay un tiempo, un espacio, una pausa, un respiro donde podemos sentir y recordar que no hay prisa, que no existe una meta fija en esta existencia, la única guía real es nuestro corazón.

Como seres humanos tenemos una idea fija y limitada de lo que somos, de lo que sentimos y de las posibilidades que existen, generalmente tenemos el sueño de llegar a ser, de convertirnos algún día en ese alguien que soñamos, o de que si nos esforzamos lo suficiente conseguiremos algo que nos llevara a la felicidad, sin embargo siempre nuestra mirada esta en el exterior, en la imagen que vamos viendo fuera de nosotros, en lo que acontece y eso nos hace ir siempre hacia del desconsuelo. Al tomar cacao se abre un espacio de mayor visión hacia nuestro interior y nuestra atención se vuelca hacia dentro durante la ceremonia, vamos recorriendo el espacio que somos, las voces que nos habitan, las historias que nos hemos contado, los recuerdos que hemos guardado, todo lo que no hemos digerido en nuestra vida, todos los sueños, vamos despacio en un viaje que comienza distinto para cada quien pero que a la vez nos unifica en un mismo ser, en una familia que llega a un espacio donde aparentemente hay muchos desconocidos y termina reconociendo a una familia con la que da vida a nuevas posibilidades. Es siempre un trabajo colectivo, hacia la unidad de lo que somos, hacia reconocer nuestra inter relación con todos los seres sintientes, con la vida misma. Vamos en distintos niveles al reconocimiento de nuestro interior, nuestro cuerpo físico y nuestra relación con el exterior, todo el trabajo es en plena conciencia.

El cacao comienza a tener un efecto físico entre 30 y 45 minutos de haberlo consumido, una apertura de nuestro centro, del espacio del pecho que es donde guardamos muchas de las emociones que nuestro corazón convierte en coraza por miedo a sentir. El cacao acelera el flujo sanguíneo en nuestro cuerpo, por lo que nuestro cerebro recibe mayor claridad, así como nuestro corazón comienza a latir y a dejarse escuchar…

VALOR:
10.000 puerta
8.000 preventa

RESERVA TU ESPACIO
Reservá tu espacio realizando un depósito y enviando un correo con el recibo a casadelarcoiris@gmail.com más info 8816.2533

BCR (Banco de Costa Rica)
Cuenta: 946 0006387-8
C.Cliente: 15202946000638786
Cédula: 112320384
Asunto: Cacao