We use cookies to personalise content and ads, to provide social media features and to analyse our traffic. Read more…
Thursday
05
APR

Inauguración Groupies, de Elía Tomás

20:00
23:00
Factoría de Arte y Desarrollo
Event organized by Factoría de Arte y Desarrollo

Get Directions

Category
#var:page_name# cover

INAUGURACIÓN DE GROUPIES, de Elía Tomás.
Comisariada por Guillermo Martín Bermejo.
----------------------------------------------------------------
05/04/18 - 30/04/18
FACTORÍA DE ARTE Y DESARROLLO
----------------------------------------------------------------

“No sé si eres el único
o la réplica májica del único;
pero, uno entre dioses descielados tú,…”
Juan Ramón Jiménez
Subo, casi trepo, hacia la torre donde trabaja Elia en plena Gran Vía madrileña. Por su estudio, la luz entra a raudales y comprendo que sus pinturas ahora sean tan blancas. Luz blanca entre rosas y chicos casi desintegrados en líneas y trazos grises.

Tiene Elia una poética del ahora absolutamente extemporal. Nos habla de una juventud que vive en la duda, en patrias imprevistas de falsa alegría. Buscan una armonía imposible y recóndita que nunca acabará por llegar.

Las figuras que Elia Tomás retrata en sus lienzos, nos hablan de una nueva mitología. Dioses falsos casi desvanecidos entre las redes sociales y el mundo digital de la nada.

Pero, así como en ciertas fotografías se sienten callados y aletargados, en estas pinturas, Elia les da voz. Gritan, chillan y cantan entre colores que un blanco tsunami hubiera pulverizado.

Pocos pintores tienen un oficio tan delicado como Elia. Pocos tienen esa maestría de crear aguadas falsas sobre blancos impolutos. Su pintura es más dibujo de pincel que brochazo expresionista, línea soterrada entre claros y vacíos. Preciosismo que se va diluyendo. Pintura pura, sin nada más. Pintura que surge de la experiencia del artista. Vivencias de fiestas, de bailes, de amaneceres entre dioses descielados.

Debe ser duro y maravilloso a la vez bailar entre estos púberes volátiles, entre estos musos alicaídos de tanto brincar entre pantallas táctiles. Ojos que son felices al no mirar, pero que nosotros escudriñamos hasta quizá encontrar una verdad. Una cualquiera. Y así, esa luz blanca de Elia nos ilumina hacia algo nuevo pero que conocíamos desde siempre.

Guillermo Martín Bermejo
Comisario