We use cookies to personalise content and ads, to provide social media features and to analyse our traffic. Read more…
Friday
06
APR

Otra voz, Otra vez, de Bernardo de Llobet Collado

19:30
20:30
Sin Tarima Libros
Event organized by Sin Tarima Libros

Get Directions

Category
#var:page_name# cover

Es un libro lleno de sentimiento, aunque no es una poesía intimista.
Hay una mirada al mundo exterior. Destaca a la gente desarraigada. También una mirada a personas destacadas; y también el cariño a personas conocidas mías, vivas, o que han fallecido. Así como a la belleza, del ballet del Lago de los Cisnes o de la naturaleza, de una higuera. Destaca la puesta en entre dicho de las guerras, las armas. Tiene una buena parte de poesía política, contra el poder, y de homenaje a las personas que luchan por la paz. Destacan poesías de celebración de la jubilación. Y una poesía especial, un soneto, a mi hija Rocío el día de su boda.
Hay 5 relatos, 2 reivindicativos, otro de recuerdo de la infancia y 2 de juventud.

Nací en Santoña el 6 de agosto de 1946. Sólo he faltado al pueblo 2 años. Y también he pasado 2 cursos completos: a los 10 años y a los 27 años.
De Cantabria, de Santoña siempre me ha interesado todo: su monte, su mar, sus playas, su puerto, los barcos, la pesca, las fábricas, su gente, los marineros, las fiestas, los bares. Nadar, bucear, montar en bici, el fútbol en la playa, el tenis, ir en pandilla, estar con la familia.
Hice la carrera de Químicas, Bioquímica. La empecé en Zaragoza y la terminé en Madrid. Realicé una tesina en El Instituto Oceanográfico sobre diferenciación de pescados, en fresco y en conserva, por sus proteínas específicas; publicada en la revista del Buciero de Santoña. Antes, al acabar el bachiller, estuve en el Seminario de Zaragoza estudiando 2 años Filosofía. Luego hace 3 años, al filo de mi jubilación, acabé la carrera de la misma, en la UNED en Madrid. Trabajé 2 años en el Colegio Maravillas de La Salle de Madrid, uno de ellos llevando los laboratorios. Saqué las oposiciones de maestro y después de licenciado en la especialidad de Física y Química y he trabajado siempre en la Enseñanza Oficial de Adultos en Madrid, he tenido esa suerte.
Mi relación con la poesía vino tarde. En el antiguo bachiller era el género que más me gustaba, pero solo leía los poemas que venían en los libros de texto; escribí algún pareado sobre los mismos o unas pocas poesías adolescentes. A los 27 años, al venir a residir a Madrid, viví un proceso de interiorización, que es lo que creo que me indujo a escribir. Luego, tuve la suerte, en la década de los 90, de ir a varios ciclos, varios años, unos 7, a unas veladas poéticas, con lectura y comentarios, en el Colegio Mayor Virgen de África de Madrid por donde pasaron los mejores poetas españoles y varios de S.América. (Tengo críticas de Vázquez Montalbán, Rafael Morales, Jaime Siles y Rosa Montero). He asistido a otras veladas de la Residencia de Estudiantes, del Ateneo, de la Asociación de Artistas y Escritores, de la Biblioteca Nacional etc., todos en Madrid. Y empecé a escribir con más o menos regularidad; enseguida a mi novia y mujer, y a nuestros hijos, etc. Participé, y leí en recitales en el Ateneo, conjuntamente en un café de la calle S. Bernardino. He leído en el café Bukowski. Todos de Madrid. Me publicaron en 2 revistas las poesías de Brama que Brama y de La Paz del primer libro. También el relato de Las Piedras del mismo libro. Me he presentado a concursos pero sin éxito. Presenté el primer libro en el 2012 y el segundo el mes pasado, ambos en Zaragoza, lugar de la edición; luego, el primero en Santoña en la Casa de Cultura, y en el 2 013 en Madrid. Este segundo lo presentaré también en Santoña la tercera semana de agosto.
En este segundo tiene como novedades una mayor mirada a la ciudad, a su fenómeno de desarraigo, y menos a la naturaleza. También la alegría por la jubilación. Continúan los temas de la paz y las armas; 3 poesías fueron leídas en la vía pública en distintas ocasiones. También una mirada a África y su acaparamiento de tierras. Poesías religiosas sin ninguna premeditación. Y sobre todo el trabajo de un año sobre el soneto, para la elaboración de uno, y único que he escrito, a mi hija Rocío el día de su boda el 1-7-17, así como el intento de otro en inglés a mi yerno el mismo día.