We use cookies to personalise content and ads, to provide social media features and to analyse our traffic. Read more…
El Correo Docente

El Correo Docente

Salscedo 2654, Buenos Aires, C1406AEB, Argentina

Get Directions

Add phone number

Categories
Work hours Add information
About Boletín sindical docente de la Corriente Nacional Conti-Santoro perteneciente a Razón y Revolución.
El Correo Docente cover
Description Hoy parece “normal” que el salario docente, desde Santiago del Estero a Tierra del Fuego cubra menos de lo que necesitamos para sobrevivir. Con suerte, un cargo con diez años de antigüedad cubre, en promedio, el 60-70% de las canastas básicas totales oficiales. Así, gracias a la sumatoria de dos cargos, nos contentamos con comer, dormir y vestirnos. Apenas subsistir. También pareciera “normal” que en algunas provincias más de la mitad del salario se pague en negro. Tan “normal” como el achatamiento de la escala salarial. “Normales” ya son las penosas condiciones de trabajo en las que desarrollamos nuestra actividad, dónde más de la mitad de las escuelas se caen a pedazos, literalmente hablando, y no disponemos ni de tizas ni de borradores, ya ni hablemos de tic’s u otros recursos audiovisuales para complejizar el proceso de enseñanza-aprendizaje. A esta altura debiera ser “normal” para nosotros el contar con cursos de más de 50 alumnos en primaria o el cierre/fusión de otros, sobre todo en las secundarias vespertinas. “Normal” ya es para nosotros la exigencia de aprobar a los alumnos sin que ellos realmente sepan. Se nos repite que estamos en una escuela “inclusiva”, que nuestros pibes forman parte de la población “vulnerable”, que en algún lugar del camino el alumno recuperará lo no aprendido, que debemos valorar los saberes previos o pre-existentes por encima de la currícula oficial que estamos obligados a impartir. Todas esas palabras resuenan en nuestros oídos día a día y forman parte de la degradada naturalización que hacemos del rol docente. El boom mediático que generó la maestra marplatense que aprobó a una alumna obrera solo por sus conocimientos vivenciales, es un claro ejemplo de esto. La docente pensó que la vida de la alumna ya era lo suficientemente dura como para condenarla más. Un reconocimiento de que la escuela hoy tiene poco por ofrecer y que nos resignamos al rol de asistentes sociales. En suma, “normal” nos parece que la escuela se degrade cada

Similar places nearby